Search
HIJA

Se convirtió en un monstruo y mató a su madre por haberle hecho creer que padecía esta terrible enfermedad

Clauddine ‘Dee Dee’ Blancharde y su hija Gypsy, una niña que padecía severas enfermedades, perdieron todo cuando el huracán Katrina destrozó Luisiana en 2005. El padre de la niña era un alcohólico y drogadicto que la maltrataba y luego la dejó sin ningún tipo de apoyo.

Fuente: Actualidad RT

Al menos esa era la historia que todos creyeron durante muchos años hasta el día que la madre fue hallada muerta en su casa. El portal Buzzfeed ha descubierto los detalles de la macabra historia de esta familia estadounidense.

hija1

Unos meses después del nacimiento de Gypsy, en 1991, su madre sospechó que la niña padecía el síndrome de apnea obstructiva del sueño, un trastorno que impide respirar durante el sueño. Luego siguió una larga lista de enfermedades que incluyen problemas genéticos, asma severa, epilepsia, así como distrofia muscular, que la condenó a la silla de ruedas.

Cuando era bebé superó una leucemia, pero tuvo que seguir tomando una gran cantidad de medicamentos. Además, su madre le rapaba la cabeza asegurando que de todas formas se le iba a caer el cabello. Debido a la medicación y a la necesidad ocasional de ingerir alimentos mediante un tubo (o tal vez por falta de higiene), se le pudrieron los dientes. A veces no podía respirar sin una bombona de oxígeno.

Fue sometida a varias intervenciones quirúrgicas por problemas de vista y de oído y le extirparon las glándulas salivales por una supuesta excesiva secreción. La madre afirmaba que su hija tenía un retraso cognitivo, por lo que tenía que estudiar en casa.

HIJA2

Después del huracán Katrina, la familia halló refugio en el estado de Misuri, donde organizaciones caritativas le construyeron una casa adaptada a sus necesidades, con rampas y ‘jacuzzi’. Entablaron amistad con sus vecinos y su particular situación las convirtió en estrellas de la televisión local. Recibieron muchas ayudas de distintas ONG que les permitieron, por ejemplo, hacer un viaje gratis a Disney World o alojarse en residencias de la Fundación Infantil Ronald McDonald.

“Esa puta está muerta”

Pero todo acabó en junio del año pasado, cuando en la cuenta de Facebook de ‘Dee Dee’ Blancharde apareció una publicación escalofriante que rezaba: “¡Esa puta está muerta!”. Cuando la Policía y los vecinos entraron en su casa, la hallaron apuñalada y no encontraron rastro de su hija pese a que todas las sillas de rueda estaban en la vivienda.

hija00

La Policía descubrió que la joven se había fugado con su novio y que no tenía dificultades para caminar. Resultó también que todas sus graves enfermedades eran una invención de su madre, que se había pasado años convenciéndola de que eran reales.

¿Fraude o enfermedad?

La muerte de ‘Dee Dee’ Blancharde hace imposible averiguar cuáles fueron los motivos de su comportamiento, pero hay indicios que señalan que padecía el trastorno mental conocido como ‘síndrome de Münchhausen’, que motiva a las personas a inventar dolencias para asumir el papel de enfermo y así buscar atención. En este caso, se trata del síndrome de Münchhausen por poder, también denominado ‘trastorno ficticio impuesto’, dado que el papel del enfermo fue ‘delegado’ a la hija.

Las personas con este trastorno no son consideradas defraudadoras ya que no buscan beneficios económicos, sino atención. No obstante, es probable que la mujer no padeciera el síndrome y simplemente fuera una embaucadora que se aprovechaba de su hija, lo que dejaría en el aire la participación de la joven en el engaño.

Muchos años de mentira

Sea por el trastorno o por otra razón, casi toda la historia de la familia era falsa. El padre de Gypsy le enviaba la pensión de manutención cada mes, no es alcohólico y hasta hablaba con ella de vez en cuando por teléfono. El historial clínico de la joven, supuestamente perdido en el desastre del Katrina, estaba archivado en Luisiana.

HIJA3

Búho Viral / actualidad.rt.com

Comentarios